AVA-ASAJA exige en la zona cero del cotonet de Sudáfrica un mayor esfuerzo inversor para acelerar soluciones

Cristóbal Aguado solicita al gobierno, que a través de Agroseguro, amplíe las indemnizaciones a los daños por plagas descontroladas por decisiones políticas

AVA-ASAJA exige en la zona cero del cotonet de Sudáfrica un mayor esfuerzo inversor para acelerar soluciones

Valencia, 4 de octubre de 2021. El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha reclamado hoy a las administraciones un mayor esfuerzo inversor para acelerar soluciones contra el cotonet de Sudáfrica, la principal plaga de la citricultura valenciana, que superará los 200 millones de pérdidas. El dirigente agrario ha realizado esta reivindicación en el transcurso de una jornada que ha reunido a un centenar de agricultores en la Caixa Rural de Almenara, municipio de la comarca castellonense de la Plana Baixa, zona cero de esta plaga.

Aguado apremia a poner en marcha una estrategia eficaz que combine lucha biológica, trampeo masivo y materias activas de distintas firmas respetuosas con el medio ambiente. Para ello, urge a agilizar herramientas para, al igual que ocurre en Israel, Países Bajos o Estados Unidos, den facilidades a los investigadores a fin de poder gestionar su labor de una manera más rápida, eficiente y aplicando los últimos avances científicos, como es el caso de la edición genética.

Asimismo, Aguado ha exigido al gobierno que, a través de Agroseguro, amplíe el pago de indemnizaciones económicas, no solo ante adversidades climáticas, sino también ante los daños causados por plagas como el cotonet de Sudáfrica, cuya entrada y expansión descontrolada se debe a decisiones políticas.

“La administración no ha estado a la altura. Falló en 2009 al ser incapaz de evitar la introducción de esta plaga en España y al no erradicarla en los primeros campos infectados. Ha consentido que la UE haya prohibido 4 de cada 5 materias activas sin tener alternativas eficaces. Durante mucho tiempo ha desoído nuestras demandas para aplicar controles en origen y tratamiento en frío a las importaciones sudafricanas. Los agricultores no podemos seguir siendo conejillos de indias. Si los políticos son los culpables deben pagar ellos por el daño causado. Y lo mismo ocurre con el veto ruso, deberían compensar a los agricultores afectados por la pérdida de ese mercado fundamental, que nuestros competidores han ocupado a causa de decisiones políticas ajenas al sector agrario”, argumenta Aguado.

El director general de Agricultura de la Conselleria de Agricultura, Antonio Quintana, ha reconocido que la situación es difícil y que le gustaría que las soluciones fuesen más rápidas, pero ha afirmado que “no se les puede acusar de inacción”. En este sentido, Quintana defiende el trabajo de la conselleria de Agricultura a la hora de identificar parasitoides en Sudáfrica, realizar la cría y suelta masiva en explotaciones citrícolas valencianas, repartir trampas de feromonas, habilitar insectarios  y adoptar medidas de bioseguridad.

La jornada, que agotó sus plazas en 24 horas debido al interés del sector, ha contado además con la presencia del investigador del Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del IVIA, Alejandro Tena, que ha abordado la biología, ecología y control biológico de Delottococcus aberiae. Por su parte, el investigador del Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del IVIA, Alberto Urbaneja,  ha analizado las aproximaciones biotecnológicas de lucha contra esta plaga. Finalmente, el jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Conselleria de Agricultura, Vicente Dalmau, ha ofrecido información sobre la estrategia de control del cotonet de Sudáfrica. Además, durante la celebración del acto, las empresas Bayer CropScience, Corteva Agriscience, Certis España, Sipcam Iberia y Koppert Biological Systems han expuesto sus propuestas para mejorar la efectividad de la lucha contra esta plaga.

La mancha foliar del caqui duplica sus daños y provoca la pérdida de campos enteros

Foto: Campo de Alzira con caquis caídos al suelo debido a la mancha foliar (Mycosphaerella nawae).

AVA-ASAJA urge a las administraciones a diseñar ya una estrategia de lucha eficaz contra las plagas y enfermedades que superarán los 40 millones de pérdidas 

La mancha foliar del caqui duplica sus daños y provoca la pérdida de campos enteros

Valencia, 5 de octubre de 2021. Después de los temporales de pedrisco, los daños sin precedentes de los cotonets y los ataques de moscas blancas, los productores valencianos de caqui se enfrentan a la expansión descontrolada de la mancha foliar (Mycosphaerella nawae) a pocos días de generalizarse la recolección de esta fruta subtropical. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) alerta de que esta enfermedad duplica tanto sus daños como la superficie afectada respecto a la temporada anterior, hasta el extremo de provocar en algunos campos la pérdida de la totalidad de la cosecha.

            “En dos o tres días ves con impotencia cómo los caquis se maduran hasta adquirir un extraño color rojizo y acaban cayendo al suelo. Es una enfermedad que había sido superada, pero que en los últimos años ha resurgido con fuerza en las principales áreas productoras de La Ribera. Para muchos agricultores, supone la puntilla de una campaña para olvidar”, sentencia el vicepresidente de AVA-ASAJA Bernardo Ferrer.

            La organización agraria atribuye la explosión de la mancha foliar del caqui a las continuadas lluvias acumuladas durante los inicios del otoño, por lo que solicita  a Agroseguro que realice rápidamente las peritaciones oportunas e indemnice económicamente a los productores afectados.

Con todo, la expansión de este hongo también responde a las resistencias aparecidas frente al grupo de fungicidas estrobirulinas y amenaza con agravarse ante la inminente supresión del Mancozeb, una materia activa cuya prórroga de uso habían solicitado AVA-ASAJA y ASAJA al Ministerio de Agricultura debido a la falta de alternativas fiables. En este sentido, AVA-ASAJA urge al Ministerio y a la Conselleria de Agricultura a diseñar cuanto antes, incluso antes de que acabe la actual campaña, una estrategia de lucha verdaderamente eficaz contra las plagas y enfermedades del cultivo que solo en la Comunitat Valenciana superarán los 40 millones de euros de pérdidas. La asociación puntualiza que la conselleria reanude las líneas de trabajo puestas en marcha hace unos diez años, cuando la primera irrupción de la mancha foliar fue adecuadamente contenida, a fin de hallar nuevas herramientas de prevención y control.

“Nos jugamos el futuro de un producto único donde nuestra región concentra más del 80% de la producción española y europea, con miles de empleos directos e indirectos. Las administraciones, que son culpables del caos fitosanitario, deben investigar soluciones con mayor celeridad y contundencia porque los agricultores no podemos resistir más campañas en números rojos”, agrega Ferrer.

            En materia de precios, AVA-ASAJA defiende que la importante disminución de oferta a causa de las adversidades climáticas, las plagas y las enfermedades debería traducirse en un incremento de las cotizaciones en origen: “Si este año, con la que está cayendo, los productores no perciben precios justos, sería un fracaso comercial que abocaría a muchas explotaciones al arranque o al abandono. Hay poca fruta a comercializar, muchos costes de producción, y el agricultor debe obtener una remuneración justa que le permita seguir viviendo de su trabajo”.

El pedrisco golpea 17.200 hectáreas de campos de cultivo en la Comunitat

Los cultivos más afectados son el caqui, los cítricos, los almendros, el olivar y el arroz en campos de cultivo diseminados por toda la provincia de Valencia

Un nuevo episodio de pedrisco golpea 17.200 hectáreas de campos de cultivo en la Comunitat

            Valencia, 27 de septiembre de 2021. El campo valenciano ha sufrido este fin de semana un nuevo episodio de pedrisco que ha golpeado aproximadamente 17.200 hectáreas de cultivo a lo largo de la provincia de Valencia según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Los términos municipales que se vieron más castigados abarcan zonas de Casinos, Llíria, Domeño y parte de Pedralba con alrededor de 8.000 hectáreas dañadas de caquis, cítricos, así como almendros y hortalizas pendientes de recolectar. La piedra de tamaño considerable golpeó con fuerza a los cultivos provocando la caída de frutos, defoliación y daños en la madera. En cuanto al grado de afección, AVA-ASAJA calcula que los daños son muy variables con campos que incluso tienen la práctica totalidad de la cosecha perdida.

            Los términos de Picassent, Alcàsser y Silla también han experimentado importantes daños en cítricos, caquis y arroz. Concretamente en Picassent la afección se centra especialmente en la partida Terra Bona en campos de caquis y cítricos. Entre las tres poblaciones la superficie afectada ascendería a 5.000 hectáreas aproximadamente. Asimismo, los términos de Pinedo y Catarroja han sufrido daños puntuales en el cultivo del arroz que estaba en plena siega.

            Por otra parte, las comarcas de La Canal de Navarrés y La Costera han tenido daños variables provocados por la piedra, entre los que destacan las aproximadamente 900 hectáreas de superficie dañada en Enguera, especialmente en explotaciones de olivar con daños que podrían llegar al 75% de la cosecha. Además, las términos de Montesa, Canals, L’Alcúdia de Crespins o Bicorp cuentan con una afección de alrededor de 3.300 hectáreas, con especial atención al cultivo del caqui, que se encontraba en plena recolección.

Ante esta nueva adversidad climática en un momento tan crítico de las diferentes campañas agrícolas, AVA-ASAJA reclama a las administraciones medidas fiscales y ayudas económicas destinadas a los agricultores de los términos afectados. Asimismo, la entidad solicita a Agroseguro que comience a realizar las peritaciones oportunas a la mayor brevedad para contabilizar correctamente la afección.

Los agricultores y ganaderos no tenemos nada que celebrar en el Día Mundial de la Agricultura

Aguado: “Los políticos, de la mano de una sociedad cada vez más urbanita que tiene las neveras llenas, han dado la espalda al campo y no valoran su función esencial”

AVA-ASAJA afirma que “los agricultores y ganaderos no tenemos nada que celebrar en el Día Mundial de la Agricultura”

Valencia, 8 de septiembre de 2020. Mañana, 9 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Agricultura a fin de poner en valor el papel esencial que este sector primario desempeña a la hora de garantizar el abastecimiento de alimentos. Sin embargo, para la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) “los agricultores y ganaderos no tenemos nada que celebrar”.

Así, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirma que “coincidiendo con esta efeméride deberíamos estar celebrando que disponemos de un sistema agrario capaz de alimentar a toda la sociedad con suficiente cantidad y la máxima calidad; que cumple los estándares más rigurosos del mundo en trazabilidad, seguridad alimentaria, sostenibilidad medioambiental y bienestar animal; que mantiene el paisaje en el medio rural, preserva la biodiversidad y el suelo, lucha contra la erosión y la desertización, combate la despoblación, configura nuestras tradiciones, cultura, gastronomía, identidad, etc. Pero, siendo cierto todo esto, las personas que vivimos de la agricultura y la ganadería valenciana no podemos celebrar este merecidísima conmemoración por la insostenible crisis de rentabilidad que atravesamos debido a la falta de apoyo por parte de las administraciones”.

            El dirigente agrario señala que “los políticos de Valencia, Madrid y Bruselas, de la mano de una sociedad cada vez más urbanita desconocedora de la realidad agraria y rural, que tiene las neveras llenas, han dado la espalda al campo y ni valoran la contribución esencial que ejerce ni asumen sus competencias para facilitar a los productores una compensación digna por su labor. Si Europa no endereza su política agraria, lo pagaremos caro porque estamos jugando con algo tan elemental como la comida”.

En palabras de Aguado, “estamos hartos de que los políticos nos hagan culpables de lo que no somos, como de provocar el cambio climático cuando las estadísticas oficiales constatan que el agroforestal es el único sector que descontamina y únicamente representa el 0,68% de las emisiones totales de CO2 en España. O que nos acusen continuamente de maltratar a los trabajadores, hasta el extremo de esclavizarlos. Estamos hartos de que los políticos nos impongan cada vez más limitaciones, tanto en el uso de sustancias fitosanitarias frente a plagas y enfermedades, como en fertilizantes o gestión del agua, pero luego tengamos que ir al mercado europeo a competir contra importaciones procedentes de países terceros a los que no se les requieren esas mismas exigencias. Estamos hartos de que los políticos no se atrevan de manera valiente y decidida a revisar el desequilibrio de la cadena alimentaria europea, que perpetúa a los productores como el eslabón débil y la víctima propiciatoria de abusos comerciales. Y así podríamos seguir las 24 horas que dura este Día Mundial de la Agricultura”.

Fuente

Los precios de la almendra inician una recuperación por la sequía de California y las heladas en Europa

AVA-ASAJA solicita a la industria alimentaria que otorgue prioridad a la almendra autóctona de mayor calidad y sostenibilidad ambiental frente a las importaciones

Los precios de la almendra inician una recuperación por la sequía de California y las heladas en Europa

Valencia, 16 de agosto de 2021. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) advierte de que la nueva campaña de la almendra empieza con una significativa reducción de la oferta mundial, debido a la histórica sequía en el estado norteamericano de California y a las heladas primaverales en Europa, que ya se está traduciendo en el inicio de una recuperación de los precios en las principales lonjas españolas.

Las menores previsiones de aforo se acentúan en tres de los cuatro países más productores de almendra del mundo: Estados Unidos, España e Italia. En primer lugar, Estados Unidos, que concentra más del 80% de la cuota del mercado global y actúa prácticamente en posición de monopolio, pronostica un descenso al menos del 10% respecto a la cosecha del año pasado a causa de la falta de precipitaciones en los valles de California y al agotamiento de muchos de sus acuíferos, una situación dramática ante la que incluso hay agricultores que han decidido arrancar almendros por los temores de déficit hídrico a largo plazo.

En cuanto a Europa, que supone en torno al 6% del mercado internacional de la almendra, las drásticas heladas acontecidas durante la pasada primavera, junto a otras adversidades climáticas y la incidencia de plagas y enfermedades, auguran una disminución de la producción de entre el 12 y el 20%, según zonas, en España (segundo país productor del planeta) e Italia (cuarto país productor).

AVA-ASAJA prevé que la cosecha de almendra en la Comunidad Valenciana sea, en un cómputo general, similar o ligeramente inferior al ejercicio pasado debido a la entrada en producción de las nuevas plantaciones y a pesar de los daños ocasionados por los hongos, los temporales de pedrisco y el avance de la Xylella fastidiosa y la avispilla del almendro, esta última presente ya en doce comarcas valencianas.

El responsable de la sectorial de frutos secos de AVA-ASAJA, Armando Boullosa, razona que “los factores objetivos del mercado apuntan a unas mejores perspectivas comerciales para la campaña valenciana de la almendra. Los productores tocamos fondo el año pasado, con caídas interanuales de las cotizaciones de hasta el 40% en algunas variedades, y necesitamos como agua de mayo volver a percibir precios dignos para poder recuperarnos. La temporada ha comenzado con una tendencia alcista, empujada por el encarecimiento de la almendra californiana, y esa evolución debería continuar e incluso profundizarse porque la oferta será insuficiente para cubrir una demanda que no para de crecer por las propiedades saludables de la almendra y su creciente versatilidad en usos alimentarios”.

En este sentido, AVA-ASAJA recomienda a los agricultores que defiendan un precio justo con firmeza y tranquilidad, al tiempo que solicita a la industria agroalimentaria valenciana que otorgue prioridad a la compra de almendra autóctona, que presenta una mayor calidad, seguridad alimentaria y sostenibilidad ambiental, frente a importaciones foráneas como la californiana. Boullosa subraya que “el desplome del volumen procedente de California va a notarse en el mercado y es una buena ocasión para revalorizar y consumir nuestra almendra, cuya calidad es de las mejores del mundo. Si tan urgente es luchar contra el cambio climático empecemos por elaborar nuestros turrones y productos alimenticios con almendra de proximidad que garantiza los estándares más exigentes. No tiene sentido recurrir a almendras venidas del otro lado del Atlántico, producidas bajo graves sequías y con normativas más laxas, cuando al lado de casa tenemos una producción excelente en todos los sentidos”.

AVA-ASAJA también demanda a las administraciones medidas de apoyo tales como un plan de reestructuración a fin de mejorar la capacidad competitiva de las explotaciones, impulsar la investigación de soluciones a las plagas y enfermedades del almendro, facilitar las condiciones de cultivo en ecológico, mejorar las coberturas del seguro y finalizar de una vez por todas el proceso de erradicación de la Xylella fastidiosa en la Comunidad Valenciana.

AVA-ASAJA advierte que la rápida expansión del cotonet amenaza al cultivo del caqui en la Comunitat

La organización agraria reclama a la Administración que aumente los recursos de la investigación contra plagas y que destine ayudas a los productores de caqui

AVA-ASAJA advierte que la rápida expansión del cotonet amenaza al cultivo del caqui en la Comunitat

Valencia, 20 de agosto de 2021. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) coincide con el alarmante diagnostico emitido por la Asociación Española del Kaki sobre la previsión de un descenso de producción de caqui en la próxima campaña de al menos entre un 20 y un 25% de la cosecha en España. Sin embargo, como ya advirtió AVA-ASAJA este descenso de la cosecha es más acusado en la Comunitat, que sufre ya mermas del 50 % en muchos campos. Esta disminución tan acusada, que ha puesto en jaque y amenaza al cultivo del caqui, se debe a la expansión de plagas como el cotonet, la mosca blanca y las hormigas, que sirven de aliado para la expansión del cotonet en este fruto, concretamente de las especies de cotonet Pseudococus viburni y Pseudococcus longispinus.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, afirma que “el daño que hasta el momento no han hecho las tormentas en este fruto lo harán estas plagas. El nivel de afección en el cultivo del caqui es inasumible para sus productores, que experimentan una gran dificultad para controlar la expansión del cotonet en sus campos, así como la mosca blanca y las hormigas que son el aliado del cotonet para trasladarse rápidamente entre las diferentes partes de los árboles. Además, las hormigas también atacan a los insectos depredadores del cotonet, a fin de poder garantizarse el suministro de jugo azucarado que es la sustancia que segrega el cotonet y constituye el alimento de las hormigas”.

Las características fisiológicas de la fruta permiten que el cotonet sea capaz de esquivar los tratamientos, puesto que encuentra lugares seguros bajo el pedúnculo –punto de unión entre la fruta y el árbol- que le posibilitan prosperar a pesar del uso de fitosanitarios. “Las hojas que unen el caqui con el árbol son un cobijo excepcional que sirve de refugio al cotonet ante los tratamientos y complica en gran medida su eliminación”, lamenta Aguado.

AVA-ASAJA advierte de que la crisis de rentabilidad que viven los productores de caqui no les permite luchar contra estas plagas que asolan al cultivo y esto provocará un incremento preocupante del abandono de explotaciones en la Comunitat Valenciana. En este sentido, la organización agraria reclama a la Administración que aumente los recursos y destine ayudas a los productores de caqui que compensen las pérdidas económicas que sufren

Una tormenta de pedrisco descarga con fuerza en la zona de L’Almardà y en el sur de Castellón

Los daños podrían oscilar entre el 50 y el 70% en algunas explotaciones citrícolas de la costa de Sagunto, donde la piedra cayó con fuerza la pasada noche

Una tormenta de pedrisco descarga con fuerza en la zona de L’Almardà y en el sur de Castellón

Valencia, 20 de agosto de 2021. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) informa en una primera valoración de urgencia que las zonas afectadas por el pedrisco de la pasada noche son la zona de L’Almardà en Sagunto y las comarcas de La Plana Baixa y Alcalatén en la provincia de Castellón, concretamente las localidades de Onda, Betxí, La Vilavella y Artana, así como Alcora. La tormenta hizo estragos en las explotaciones de cítricos de L’Almardà, donde la piedra cayó con fuerza provocando la caída de hojas de algunos campos de cítricos de la zona. Los daños podría oscilar entre el 50 y el 70% en algunas parcelas.

El pedrisco golpeó también en Castellón causando daños desiguales y localizados en la agricultura. “Habrá que esperar a ver los efectos de la tormenta durante los próximos días para poder valorar las pérdidas económicas generadas por la piedra”, señala el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado. Asimismo, la organización agraria solicita a Agroseguro que agilice al máximo las peritaciones oportunas.

Herramientas digitales para la detección y control de plagas clave en la citricultura

El objetivo es poner a disposición de los agricultores una aplicación móvil que recomiende y optimice tratamientos en función de la presencia, tipo y evolución prevista de cada plaga

Un proyecto desarrollará herramientas digitales para la detección y control de plagas clave en la citricultura

Valencia, 5 de agosto de 2021. La Universitat de València (UV), a través del grupo de investigación Redolí, el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) por medio de su Grupo de Entomología y el Centro de Agroingeniería, el centro tecnológico AINIA, Locatec Aplicaciones Informáticas y la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) colaboran en un nuevo proyecto que pretende desarrollar herramientas digitales para la detección temprana y el control de una serie de plagas clave en la citricultura.

 Bajo el título SENSOPLAG, este proyecto desplegará una amplia gama de innovaciones tecnológicas tales como vehículos terrestres robotizados, drones, sensores fijos, información satelital y fotografías tomadas por el propio agricultor, las cuales, a través de una aplicación de móvil, permitirán recopilar datos destinados a la detección temprana, el monitoreo y la lucha frente a algunas de las principales plagas que amenazan el cultivo de los cítricos. La aplicación contará además con la capacidad de recomendar y optimizar tratamientos en función de la presencia, el tipo y la evolución prevista de cada plaga.

Las entidades y empresas que participan en este proyecto van a trabajar las plagas más importantes que ya están causando graves daños en los cítricos valencianos como son los casos del Cotonet de Sudáfrica (Delottococcus aberiae), la Araña oriental (Eutetranychus orientalis), la Araña de Texas (Eutetranychus banksii) y Trips que afectan al cultivo: pezotrips, trips de la orquídea y Scirtothrips aurantii. Asimismo, entre los patógenos objeto de este proyecto también se contemplan los vectores del Huanglongbing (HLB), la enfermedad más letal de la citricultura mundial que aún no está presente en España: Trioza erytreae y Diaphorina citri.

Los impulsores del proyecto destacan “la necesidad de introducir tecnología y digitalización en el sector agrario para prevenir y combatir plagas en un contexto donde cada vez hay más limitaciones en el uso de materias activas fitosanitarias. Hemos de tomar este camino porque los avances tecnológicos nos van a permitir aplicar una agricultura de precisión, planta a planta, lo que reducirá costes, incrementará la productividad y mejorará la sostenibilidad medioambiental. Y, además, queremos conseguirlo de una manera sencilla para el agricultor, mediante la creación de repositorios de información, herramientas informáticas y aplicaciones para móviles que resulten fáciles, intuitivas y ágiles de utilizar incluso para pequeñas explotaciones”.

SENSOPLAG realizará sus ensayos en el centro de experimentación agraria y transferencia tecnológica de AVA-ASAJA Finca Sinyent. Su periodo de vigencia finaliza en septiembre de 2023 y está financiado por la Agencia Valenciana de Innovación (AVI) de la Generalitat Valenciana.

AVA-ASAJA y LA UNIÓ piden a la Generalitat la vacunación de una dosis para los temporeros como ocurre en otras comunidades autónomas

Las organizaciones denuncian que el Consell y el Gobierno eludan su responsabilidad y carguen con sobrecostes y más burocracia a los agricultores por la pandemia

AVA-ASAJA y LA UNIÓ piden a la Generalitat la vacunación de una dosis para los temporeros como ocurre en otras comunidades autónomas

València, 2 de julio de 2021. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders piden a la Generalitat Valenciana que ponga en marcha de manera inminente un programa especial de vacunación, con el suministro de vacunas de una única dosis (Janssen), destinada a los temporeros locales y procedentes de otras regiones españolas y otros países que van a trabajar en las próximas campañas agrícolas, como la recolección de uva, frutos secos, caquis o cítricos.

Ambas organizaciones agrarias han consensuado esta reivindicación tras constatar que el gobierno valenciano no tiene previsto adoptar ninguna medida de vacunación específica hacia el sector agrario mientras que, al contrario, otras comunidades autónomas como Aragón, Cataluña o Andalucía sí acometen planes en este sentido para garantizar las máximas condiciones preventivas frente al Covid-19 en aquellas labores que requieren una mayor necesidad de mano de obra.

El recientemente reelegido presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, y el secretario general de LA UNIÓ, Carles Peris, solicitan que “el Consell esté a la altura de las circunstancias y, del mismo modo que hacen otras comunidades, haga lo que tenga que hacer en materia de vacunación para prevenir contagios en la próxima vendimia y el resto de principales campañas agrícolas valencianas”.

Ambos dirigentes agrarios señalan que “las administraciones no pueden seguir mostrando la misma pasividad e insensibilidad con un sector que durante la pandemia ha demostrado su papel esencial para suministrar alimentos a la sociedad. Esta falta de vacunación viene a sumarse a las normativas establecidas el año pasado tanto por la Generalitat como por el Gobierno central con las que eluden sus responsabilidades en las campañas agrícolas y cargan con sobrecostes y más burocracia a los agricultores. Instrucciones en materia de seguridad contra la pandemia, información, registro de datos personales o prevención de riesgos laborales, entre otras exigencias, acarrean duras sanciones en caso de incumplimiento y suponen un encarecimiento de los costes de producción que el sector no puede trasladar a los precios en origen”.

Viles en Flor potencia el turismo verde en los 35 municipios valencianos con este distintivo

Este programa de ASFPLANT, que afronta su cuarta convocatoria, premia la gestión sostenible del patrimonio vegetal urbano y la educación ambiental

Viles en Flor potencia el turismo verde en los 35 municipios valencianos con este distintivo

Valencia, 8 de junio de 2021. El programa ‘Viles en Flor Comunitat Valenciana’ contribuye a potenciar el turismo verde, basado en la gestión sostenible del patrimonio vegetal urbano y la educación ambiental, en los 35 municipios que ya cuentan con el distintivo de una a cuatro flores, al estilo del número de estrellas que tienen los hoteles. Esta es una de las conclusiones de la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT), entidad asociada de AVA-ASAJA impulsora de esta iniciativa.

Las tres primeras convocatorias celebradas desde 2018 obtuvieron una gran acogida por parte de los ayuntamientos valencianos, pasando de las 17 localidades iniciales a las actuales 35, casi el doble. Con la irrupción de la pandemia y el repunte del turismo interior, este distintivo ha proporcionado a los consistorios participantes una herramienta útil para poner en valor sus espacios verdes.

Los municipios que ostentan el máximo reconocimiento del certamen con cuatro flores son Torrent, Picanya, Alaquàs y Gandia. El alcalde de Alaquàs, Toni Saura, asegura que “si bien el ayuntamiento ya estaba trabajando con anterioridad en la mejora y diversidad de los espacios verdes, la participación en Viles en Flor ha supuesto un impulso mayor, tanto por el reconocimiento externo al trabajo realizado, como por la reafirmación interna de que esta mejora es el camino por el que hay que seguir. La apuesta por el aumento de las zonas verdes y la cobertura vegetal tanto en calles como en parques ha pasado a ser prioritaria. El verde urbano no es solo una necesidad, sino también un grandísimo valor añadido a la vida de nuestros vecinos y vecinas, por eso día a día tratamos de hacer del pueblo un lugar más agradable y sostenible donde vivir o pasear”.

También los pueblos pequeños del interior se benefician de este proyecto. Es el caso de Les Coves de Vinromà, de 1.806 habitantes, cuya alcaldesa Mónica Nos explica que “Viles en Flor es una manera de apostar por líneas de actuación sostenibles y demostrar la implicación del municipio por el medio ambiente. Por ejemplo, en nuestra zona del río, que era la más degradada, hemos conservado el entorno natural pero además le hemos dado un valor añadido. Otros países europeos ya llevaban muchos años con un distintivo similar y resulta muy positivo que nuestros pueblos entren a formar parte de esta familia”.

‘Viles en Flor Comunitat Valenciana’ tiene actualmente el plazo abierto de solicitud para cualquier municipio que esté interesado en adquirir el distintivo. Una vez inscrito, recibe la visita acordada de un jurado compuesto por profesionales voluntarios de reconocido prestigio de los sectores del viverismo, la jardinería y el paisajismo, que emite un veredicto respecto al cuidado de los espacios verdes urbanos, la sostenibilidad ambiental, las sinergias con el turismo y la concienciación de la sociedad. En una gala anual se entregan los galardones, los cuales se lucen en la entrada de la población en forma de cartel con el número de flores concedidas.